¡SERÁ POR FOTOS!

 Víctor Küppers, cuenta que un año, antes de marchar de vacaciones, estuvo buscando hotel; le recomendaron uno que, al mirar su página Web, no tenía fotografías de las instalaciones. Víctor le escribió un correo electrónico pidiéndole información y algunas fotos porque, sin fotografías, era imposible convencer a su mujer. Recibió esta contestación:

 Apreciado Víctor: Le voy a ayudar a convencer a su mujer. Es verdad que no tenemos fotos de las habitaciones porque estamos renovando nuestra página Web. Le pido disculpas por ello. Es un hotel pequeño y al jefe le ha dado por reformar. ¡Qué le vamos a hacer! Se aburre. Lo que he hecho es subir a la habitación que creo que es la que mejor le encajaría con los niños y hacer unas fotos con mi cámara personal. Se las adjunto en este mail.

Si a su mujer no le gustan las habitaciones dígamelo, que hablaré con el jefe para ver si las puede cambiar. Puestos a reformar la Web ya no cuesta nada un par de habitaciones.

Si necesita más fotos, sólo tiene que pedírmelas. Es un subir y un bajar. Usted pida: ¡será por fotos!

Le esperamos pronto. A su disposición, Ana.

Cuando uno está entusiasmado con su trabajo, entusiasma. Y eso lleva a vivir con pasión, creatividad y actitud positiva contagiosa. Y así nos convertimos en constructores positivos de humanidad al estilo que le gustaba decir a Santa Teresa de Calcuta: Que nadie llegue jamás a ti sin que al irse se sienta un poco mejor y más feliz.

 Trabajar con ilusión acarrea un cúmulo de beneficios y no tiene contraindicaciones. Con ilusión se tiene mucha más cerca el éxito personal, profesional y familiar, ya que la ilusión es un motor que impulsa a trabajar y a mantener el ritmo sin desfallecer.

Demostrado está que las personas que trabajan con ilusión, hacen la vida mucho más agradable a los que trabajan con ellas y, consecuentemente, ellas mismas son mucho más felices.

No nos equivoquemos buscando soluciones disparatadas. Lo mejor de la vida es gratis como las fotos. No cuesta nada sonreír, disfrutar de la salud, de una puesta de sol, de la familia, de los niños, de una canción… Se trata de desarrollar en nosotros esa actitud que crea ilusiones y potencia la calidad de vida sin necesidad de grandes inversiones, de una forma gratuita como las fotos de Ana.

 Y ya puestos: ¡será por fotos!